950 324 306 contacto@indakana.es

Microproyectos

Aquí podrás encontrar todos los proyectos con los que trabaja Indakana.

Nuestro primer microproyecto consistió en remodelación y construcción de un comedor para los niños del albergue.

Para hacer frente a la inversión en este microproyecto recaudamos dinero poniendo un número de cuenta particular a través del facebook del Colegio de Economistas y a través de amigos y familiares, teniendo una acogida sorprendente que supuso el germen de la presente asociación.

Paralelamente al trabajo de remodelación y arreglo en los proyectos, nuestros colegiados impartieron talleres de motivación, autoestima, sexualidad y refuerzo escolar en los proyectos de centros de menores en situación de abandono social, con el objetivo de conseguir potenciar en esos niños una escala de valores y objetivos que les permita centrarse en el esfuerzo por conseguir alcanzar una educación y un desarrollo saludable que les permita salir de la situación de desamparo y pobreza en la que se encuentran.

Estos talleres se centraron especialmente en el centro de menores de la ciudad, donde se trabajó paralelamente al proyecto Huchuy Yachaq, y donde se fue a los centros Juan Pablo II y San Judas Tadeo, donde residen niños abandonados o bien a los que la administración ha quitado a sus progenitores o tutores la custodia, todos ellos con importantes carencias emocionales y psicológicas, donde además de los talleres se ayudó con productos de higiene y medicinas, dadas las carencias que los voluntarios se encontraron al trabajar en estos centros.

Así fue como comenzó nuestra aventura para intentar hacer de este mundo un mundo mejor.

El segundo microproyecto que llevamos a cabo consistió en la rehabilitación de la casa de la conserje de Huchuy Yachaq. Marisol, que además de ser la conserje, se encarga de la limpieza y el mantenimiento de toda la comunidad de Hermanos Ayar vivía con sus dos hijas, Siomara de diez años, Yalina de dos y su marido Alfredo.

La casa donde residían tenía más de 15 años, y se encontraba al borde de un barranco, que con las lluvias del  mes de diciembre de 2014, sufrió graves daños estructurales que ponían en riesgo tanto la integridad de la propia construcción como la seguridad de los que allí habitaban, por lo que tuvieron que abandonarla.
Su vivienda estaba construida en su totalidad de adobe, cañas, listones, paja, y tejas, materiales que en sí, ya son inestables y necesitan reparaciones periódicas. Esta vivienda en las condiciones en que se encontraba no iba a aguantar la dura temporada de lluvias.

La familia dada la situación fue trasladada a una de las aulas del Jardín Infantil, debido a que las clases se han cortado desde principios de diciembre por la amenaza del fenómeno del “Niño”, fenómeno que ese año tenía en alerta a prácticamente toda la zona del Pacífico de América del Sur.

Nosotros financiamos la construcción de la nueva casa para esta familia con la fatalidad de que meses después el estado la expropiase.

Este tercer microproyecto se desarrolló el verano de 2016. Esta vez contamos por primera vez con la Asociación Amantaní, que opera en Perú, dedicada a proteger los derechos y el desarrollo de la infancia.

Varios de nuestros voluntarios viajaron a Perú para pasar sus vacaciones ayudando allí en todo lo que les fuese posible y detectaron que los niños carecían en su mayoría de gafas y sufrían importantes problemas de visión. Por ello decidimos que nuestro tercer microproyecto se centrase en solucionar los problemas oftalmológicos de los niños de diferentes comunidades de Cuzco.

Para ello el 9 de junio de ese mismo año se realizó, por un médico especialista, una revisión en las escuelas de varias comunidades a 298 niños y posteriormente en otra fase a 94 niños más donde se evaluó las necesidades y carencias de cada uno de ellos y se ordenaron por prioridades intentando poder solventarlas al 100%.

INDAKANA se puso en contacto con ópticas locales que nos facilitaron esas gafas y conseguimos que el dinero quedara en las empresas locales que permitan el desarrollo económico de la zona. Así conseguimos que nuestra colaboración tuviera doble impacto.

A raíz del éxito del 3º microproyecto surgieron más ideas, entre ellas la que supuso el desarrollo del cuarto microproyecto, el cual finalizó hace poco más de un año.

Durante nuestra visita al albergue estudiantil Amantaní Ccorca para niños y jóvenes de comunidades rurales nos comentaron que muchos de ellos procedían de familias desestructuradas donde el clima familiar era hostil. Estos niños tenían carencias emocionales y de afecto por parte de los padres o tutores lo cual se ve reflejado en su comportamiento en el albergue.

Los responsables del albergue vieron la necesidad de CONTRATAR UN PSICÓLOGO que tratara todas estas carencias y traumas de manera tanto individual como colectiva. Entre los problemas psicológicos detectados se encontraban la violencia familiar, familias con problemas de consumo de alcohol, población con niveles bajos de autoestima, carencias afectivas, habilidades sociales inadecuadas y en algunos casos adolescentes con conductas sexuales con falta de orientación.

Por lo tanto, decidimos colaborar con esta causa tan importante para el albergue comprometiéndonos a financiar la mitad de la nómina del psicólogo durante 12 meses. La nómina mensual constaba de 2.000 soles (546€ aproximadamente). Nosotros subvencionaremos 1.000 soles cada mes (273€ aproximadamente). El coste total de este proyecto fue de 12.000 soles (3.276€ aproximadamente).

A día de hoy hemos podido observar una mejoría notable en los niños que trataron durante los 6 meses con los niños.

El quinto microproyecto consistió en la ampliación y reforma de los baños de los chicos en el albergue.Con anterioridad a que fueran reformados, las instalaciones contaban con tan sólo 3 váteres y 2 duchas eléctricas de las que sólo funcionaba una, para los 31 chicos.

Finalmente, se ha conseguido que los baños se encuentren actualmente restaurados y operativos con 7 váteres y 6 duchas. El gasto invertido en este micro proyecto ha sido de 11.820,30 soles, es decir unos 3.446,15 euros.

 

El sexto microproyecto consistió en la canalización del agua de lluvia del albergue.

Como consecuencia de las abundantes lluvias de determinados meses, el albergue se llenaba de barro, lo que derivaba en una carencia de higiene y salud de los habitantes del albergue importante.

Este microproyecto nos costó llevarlo a cabo 9.900 soles, lo que equivale en euros a 2557,47€.

El último microproyecto que hemos llevado a cabo ha sido el de la construcción de una cancha deportiva.

Los niños que viven en el albergue no tenían un sitio habilitado para realizar deporte ni jugar en sus ratos libres por lo que consideramos que era necesario construir una para ello.

Este microproyecto lo hemos dividido en dos partes para poder hacer frente a su pago, ya que es más caro que le resto de microproyectos que hemos realizado.

La primera parte consistió en la construcción del suelo. Cuando se acabó esta parte y los niños comenzaron a usar la cancha deportiva surgió la necesidad de instalar una valla metálica para evitar que los niños se callesen, ya que había un barranco justo al lado.

Y aquí tenemos la segunda parte de este microproyecto. La instalación de la vaya metálica y de unas porterías de fútbol. Actualmente se está llevando a cabo dicha parte.